Se da el nombre de Pentateuco a los cinco primeros libros del Antigüo Testamento, que eran llamados por los judíos la Torah o Ley. En el Nuevo Testamento se llama al Pentateuco «libro de la Ley«, «la Ley«, «la Ley de Moisés«. Estas denominaciones dependen de otras similares del Antigüo Testamento. Génesis (trata del origen del mundo y de la humanidad), Éxodo (salida de los israelitas de Egipto), Levitico (legislación relativa a la tribu de Leví), Números (se inicia con el censo numérico de los israelitas en el desierto), Deuteronomio (o «segunda Ley»: recapitulación en forma oratoria de la legislación del desierto).

Génesis

Autor: Moisés Época: Desde la Creación hasta la muerte de José. Abarca un período de dos mil trescientos quince años. Desde, aproximadamente, 4004 a.C. hasta 1689 a.C. Versículo clave: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. Tema: Su título describe perfectamente el tema del libro. “Génesis” significa principio, porque es la historia del principio de todas las cosas. EL principio del cielo y la tierra. El principio del hombre (varón y hembra). El principio de toda forma de vida y el principio de todas las instituciones y relaciones humanas. Se le llama el “semillero de la Biblia”, debido a que los gérmenes de todas las grandes doctrinas respecto a Dios, el hombre, el pecado y la salvación se hallan aquí. Los israelitas a quienes se dirigió en primer lugar el mensaje del libro, aprenderían que el Dios de Israel era también el Dios de todas las naciones. El libro describe que por causa del pecado del hombre y en base al amor de Dios por sus criaturas, Éste preparó un plan de salvación que tendría como protagonista al pueblo de Israel para que lo anunciase a los demás pueblos.

Éxodo

Autor: Moisés Época: Abarca un período aproximado de doscientos dieciséis años. Desde 1706 a.C. hasta 1490 a. C. El tema del libro comienza con un pueblo esclavizado en Egipto viviendo en presencia de la idolatría egipcia y termina con un pueblo redimido que vive en la presencia de Dios. Tema: La palabra “éxodo” significa salida. En el libro de Génesis vemos el comienzo de la redención. En Éxodo, el progreso o desarrollo de la misma. En Génesis la redención es personal y abarca a toda la raza humana. En Éxodo se efectúa para toda una nación, Israel. El pensamiento central del libro es rescate (redención). Alrededor de esto gira la historia de un pueblo salvado mediante la sangre, cubierto por la sangre y redimido por la sangre. Esta redención suple cada necesidad de esta nación oprimida por los egipcios. Israel necesita ser rescatado y Dios así lo hace. La nación, como pueblo de Dios, al haber sido salvado, necesita una guía que le conduzca en su adoración y caminar. Dios le da la ley. Los israelitas redargüidos del pecado por la santidad de la ley ven su necesidad de limpieza y Dios les provee los sacrificios. Teniendo ya una revelación de Dios siente la necesidad de adorar a este Dios que les ama y para tal fin se les provee del Tabernáculo y se organiza la casta sacerdotal.

Levitico

Autor: Moisés Época: El libro abarca el período de menos de un año de la peregrinación de Israel en el Sinaí. Tema: Se llama levítico por estar íntimamente relacionado con la ley y con la tribu de Leví y su servicio a Dios. Mientras Éxodo presenta la historia de la redención de un pueblo en cautiverio, Levítico nos enseña cómo un pueblo redimido puede acercarse a Dios en oración y mantener una comunión con Él. El mensaje de Levítico es: el acceso a Dios mediante la sangre, y para ese acceso se hace necesario que haya santidad por parte del adorador. Nos presenta la simbología del sacrificio de Cristo, su sangre derramada, su muerte, etc. mediante los sacrificios de animales. Este libro es un tipo de la obra realizada por el Señor y que con tanta claridad vemos en el libro de Hebreos. Éxodo describe el relato de la única ofrenda que redimió a Israel una vez y para siempre. Levítico nos ofrece diferentes perspectivas relacionadas con la redención. En 19:2 queda muy bien expuesto el mensaje del libro. Observar su propósito práctico: contiene un código de leyes señalado y designado divinamente para hacer a Israel diferente de las demás naciones. Debía de ser diferente espiritual, moral, mental y físicamente. Israel había de llegar a ser una nación santa, separada de la vida y costumbres de las naciones que la rodeaban y consagrada al servicio del auténtico y único Dios verdadero.

Números

Autor: Moisés Época: Abarca un período de 39 años comprendido entre 1490 y 1451 a. C. durante los cuales el pueblo de Israel anduvo errante por el desierto. Tema: Se llama Números porque contiene el registro de los dos censos de Israel antes de entrar en Canaán. En Éxodo vimos a Israel redimido. En Levítico adorando y en Números vemos al pueblo sirviendo. El servicio al Señor no podía hacerse de una manera descuidada, así que el libro presenta la imagen de un campamento donde todo se hace según una de las primeras normas del cielo: el orden. Se cuenta a las personas por tribus y familias. A cada tribu se le asigna un lugar en el campamento. Se organiza con precisión militar la marcha del pueblo y se asignan las diferentes funciones de los levitas en el traslado, montaje y desmontaje del tabernáculo. Números es un libro de reglas en lo que respecta a servicio y orden. En él queda registrada la falta de confianza de Israel en las promesas de Dios para llegar y entrar en la tierra prometida. También nos cuenta el motivo por el que Israel anduvo 40 años errante por el desierto y cómo semejante fracaso no frustra los planes de Dios, ya que el final del libro nos deja en la frontera de la Tierra Prometida, donde la nueva generación espera entrar. Podríamos resumir Números en cuatro palabras: servicio, orden, fracaso y extravío.

Deuteronomio

Autor: Moisés Época: Dos meses en las llanuras de Moab. Tema: Deuteronomio significa: segunda ley, y se llama así porque registra la repetición de las leyes dadas en el Sinaí. Moisés ha cumplido su ministerio. Ha conducido a Israel desde Egipto a la frontera de la Tierra Prometida. Ahora que el tiempo de su partida ha llegado, repasa ante la nueva generación la historia y el proceso de Israel. Sobre este repaso basa las amonestaciones y exhortaciones que hace que este libro sea un sermón exhortativo para el pueblo. Les exhorta a no olvidar el amor del Señor hacia ellos en la peregrinación por el desierto, para que confíen en el constante cuidado que Dios les seguirá dando cuando entren en Canaán. Les anima a que obedezcan la ley para poder disfrutar de prosperidad. Les recuerda sus apostasías y rebeliones pasadas y les advierte de las consecuencias de desobedecer en el futuro. El resumen de Deuteronomio lo podemos ver en tres palabras: recuerden, obedezcan, presten atención.